¿Qué es la hipnosis?

La hipnosis es un estado disociado de la consciencia.

Según el momento, existimos en distintos niveles de consciencia. Con el uso de la hipnosis, se activan o desactivan regiones del cerebro donde se desarrollan las sugestiones, y estas, a su vez, intervienen en el proceso fisiológico del ser humano. Todo pensamiento posee su propio contexto bioquímico e induce resultados fisiológicos. La hipnosis logra resultados a corto plazo, permitiendo que el inconsciente descubra todo su potencial, sembrando y arraigando nuevas herramientas en el ser humano para su bienestar físico y emocional. La experiencia de la hipnosis es una rearticulación de las sensaciones de ser uno mismo, una apertura al mundo propio y de los demás.
La hipnosis clínica asocia el aprendizaje de nuevos comportamientos adquiridos en un estado de trance, al trabajo terapéutico.

 

Algunos usos de la hipnosis

Según datos recopilados por el Dr. Víctor Simon para el Journal de Formation Médicale Continue, los usos más comunes de la hipnosis son los siguientes: En psiquiatría: todas las neurosis, trastornos del comportamiento alimenticio, anorexia, bulimia, alcoholismo, toxicomanía, fobias sociales, depresiones, neurosis post-traumáticas.

  • En psicoterapia: falta de autoestima, timidez, preparación para exámenes, problemas escolares, profesionales, problemas de parejas y familiares.
  • En psicoterapia ericksoniana: la perspectiva de las obras de Erickson consiste en ayudar la integración personal y el desarrollo de los pacientes, facilitando los mecanismos inconscientes que trabajan, permanentemente, en nuestro equilibrio.
  • En obstetricia: por su efecto analgésico en alumbramientos y en el ritmo de las contracciones uterinas.
  • En cirugía dental: permite controlar el dolor, el sangramiento, la salivación y permite luchar contra la ansiedad, el bruxismo, las náuseas.
  • En anestesia: es posible disminuir la ansiedad pre-operatoria e incluso practicar ciertas intervenciones sin recurrir a la anestesia general.
  • En traumatología. En quemaduras: la sugestión del frío en un inicio bloquea las reacciones reflejas asociadas, permitiendo analgesia durante los cuidados.
  • En patologías vasculares: ciertas hipertensiones arteriales. En neumología: tratamiento del asma particularmente.
  • En dermatología: eczemas, soriasis, verrugas, pruritos, todas las afecciones psicosomáticas.
  • En sexología: todas las disfunciones sexuales.
  • En neurología: migrañas, insomnios, tics nerviosos, estrés, ansiedad, miedos, fobias, agresividad, tratamiento del dolor.
  • En gastroenterología: colon irritable, trastornos somáticos y funcionales digestivos, todos los componentes psíquicos de afecciones psicosomáticas, el Mal de Crohn, úlcera gastro-duodenal.
  • En medicina deportiva: la visualización y anticipación con hipnosis son usadas para lograr mejores desempeños.
  • En nutrición: terapia de la obesidad o delgadez.
  • En oncología: uso de la visualización hipnótica para aumentar la acción de la quimioterapia o extracciones de médula ósea. Se ha demostrado que la hipnosis permite aumentar las reacciones de defensas inmunológicas y modifica las tasas de Interleukina 2.