Para la práctica de autohipnosis, cada practicante utilizará la técnica que más le guste y de acuerdo al propósito que tenga en mente. A continuación, compartimos las premisas iniciales que se utilizan en la técnica de Betty Erickson en hipnoterapia.

Un estado alterado de consciencia:
Cuando recibimos información desde afuera, nuestro sistema representacional primario se encarga de procesar esa información en visual, auditiva o kinestésica. La técnica de Betty Erickson integra estos tres canales, aún cuando exista uno que nos sea más habitual que otro.

Lo que sugiere esta técnica es que se establece “trance” en la medida que se utiliza el canal representacional menos habitual. Por ejemplo, si es visual, sería utilizar el auditivo y kinestésico. Según la terapeuta, existe una altísima probabilidad que esa persona se vaya a un trance y su mente empiece a vagar generando muchas imágenes. Esto ocurre cuando se procesa información fuera del sistema representacional primario.

Hipnosis es un estado de atención focalizada, concentrada.
Recuérdelo y recuérdelo siempre, hipnosis es un estado de atención focalizada.
Ir a un estado de trance implica cambar el foco de la atención, de las experiencias externas, a experiencias internas.
Usted puede confiar en su mente inconsciente.
La mente inconsciente no necesita entender para que ocurran los cambios.
En la medida que confiamos en nuestra mente inconsciente, descubrimos que en realidad gran parte de las cosas que vivimos no necesariamente existen en nuestro plano de comprensión y no por eso dejan de funcionar.

Entrevistas y Discursos

  • Entrevistas
  • Discursos